Descalcificación / Desnitrificación

Manuel Moral Torralbo

DESCALCIFICADORES

El calcio y el magnesio presentes en el agua determinan su dureza dando lugar a las aguas duras. Unas altas concentraciones de calcio y magnesio en el agua provocan incrustaciones en tuberías y equipos.

El agua dura obstruye paulatinamente los circuitos por donde circula. Provocan atascos en tuberías, intercambiadores de calor, calderas de vapor, torres de refrigeración, etc.

Las incrustaciones calcáreas disminuyen la vida de los electrodomésticos tales como calentadores, lavadoras y lavavajillas, además de que necesitan un consumo de energía y de detergentes superior para realizar su función.

En un descalcificador la eliminación de los iones calcio y magnesio del agua se realiza mediante un lecho de resinas intercambiadores de iones que sustituyen ambos cationes por el cation sodio.

Las resinas del descalcificador pueden llegar a un estado de agotamiento y es entonces cuando hay que regenerarlas, realizando un aporte de sodio a partir de sal marina (NaCl) disuelta en agua.

Un descalcificador permite rebajar los niveles de calcio y magnesio presentes en el agua a unos niveles óptimos para el perfecto funcionamiento de las instalaciones.

El agua descalcificada reduce considerablemente el uso de detergentes y productos de limpieza.

Un descalcificador conlleva a un ahorro de las averías producidas por las incrustaciones en los equipos.

GALERÍA DE IMÁGENES. DESCALCIFICACIÓN.

DESNITRIFICADORES

El ión nitrato da lugar a la formación de sales muy solubles y estables. El agua puede presentar un contenido en nitratos que llegue a ser perjudicial para la salud y como consecuencia es preciso eliminar o disminuir la concentración de los mismos en el agua.

El consumo de agua con una elevada concentración de nitratos tiene efectos nocivos sobre la salud, especialmente en el caso de los niños. La desnitrificación es el proceso mediante el cual se elimina los niveles de nitratos del agua, utilizando resinas especiales de intercambio iónico.

En un Desnitrificador la eliminación de nitratos en el agua se realiza mediante un lecho de resinas intercambiadoras.

Un desnitrificador es un recipiente que contiene resinas, a través de las cuales circula el agua con nitratos y al salir del mismo se ha producido el intercambio.

Las resinas del desnitrificador pueden llegar a un estado de agotamiento y es entonces cuando hay que regenerarlas, realizando un aporte de cloruro a partir de sal marina (NaCl) disuelta en agua.

En la desnitrificación además de intercambiar nitratos se captan también sulfatos y bicarbonatos.

La capacidad de captación de la resina depende tanto del contenido de iones nitrato como de otro tipo de iones, aumentando ésta conforme  disminuye la cantidad de otros iones en el agua.

Cuando se regenera con cloruro sódico, se desplazan los iones nitratos, sulfatos y bicarbonatos y la resina se queda cargada de iones cloruro.

TIPOS DE VÁLVULAS AUTOMÁTICAS PARA DESCALCIFICADORES Y DESNITRIFICADORES

Para la correcta operación de regeneración de las resinas, los desnitrificadotes incorporan un sistema automático de control y lavado, que son las válvulas automáticas

Las válvulas automáticas pueden ser de varios tipos en función de las necesidades de deseadas, válvulas cronométricas, válvulas volumétricas y válvulas volumétricas con alternancia, (dupléx):

  • Desnitrificador con válvula cronométrica, realiza la regeneración de las resinas en ciclos de 24 horas.
  • Desnitrificador con válvula volumétrica, realiza la regeneración de las resinas por volumen de agua producida, teniendo un importante ahorro en el consumo de agua y sal y una eficacia máxima en la desnitrificación del agua.
  • Desnitrificador con válvula volumétrica con alternancia, (dupléx), posee dos columnas de resinas, realiza la regeneración de las resinas por volumen de agua producida, alternando el funcionamiento de cada columna y manteniendo de forma constante un paso de agua durante 24 horas sin interrupción.
  • Desnitrificador industrial de válvulas de diafragma, mandada por autómata y pilotadas de forma neumática o hidráulica. Puede ser de funcionamiento cronométrico, volumétrico ó dúplex con alternancia.

Este sistema es más fiable en cuanto a posibles averías que los de válvula integrada en cabeza y permite al cliente poder actuar sobre el equipo más fácilmente que los de válvula integrada.