Ósmosis Inversa

En Moral Torralbo trabajamos la Ósmosis inversa para desalación de agua de elevada conductividad y así poder ser usada para bebidas, elaboración de productos en la industria alimentaria, lavadero de automóviles, riego, etc.

El proceso de Ósmosis Inversa se basa en vencer la presión osmótica de una disolución, haciendo pasar el disolvente (agua) hacia el lado del producto a través de las membranas.

Las membranas van incorporadas dentro de un recipiente resistente a la presión, que tiene una entrada para el agua de alimentación y salidas para el agua concentrada y permeada, este recipiente se llama “módulo”. Estas membranas tienen un paso de filtración muy pequeño, que precisan de un agua muy bien acondicionada, por ello se dispone de un pretratamiento adecuado que asegura su correcto funcionamiento.

En muchos casos es necesario realizar un acondicionamiento previo del agua como puede ser la descalcificación y/o adición de reactivo químico.

GALERÍA. ÓSMOSIS.

Para poder adecuar el agua que entra al equipo de ósmosis es necesaria la adición de ciertos productos químicos:

  • Dosificación de ácido para bajar el valor de pH e impedir que se formen sales precipitadas de carbonatos cálcicos.
  • Dosificación de antiincrustrante para poder tener una alta concentración de sales en el interior de las membranas sin que tampoco precipiten en formación de carbonatos cálcicos.
  • Dosificación de producto reductor y eliminador de cloro presente en el agua.

La planta de ósmosis inversa, se compone de los siguientes elementos:

  • Cartucho microfiltrante de 5 µ.m. para retener las partículas sólidas que puedan ser aportadas por el agua.
  • El equipo de bombeo de alta presión; bomba multicelular vertical construida, en su totalidad (Partes en contacto con el líquido), en acero inoxidable Aisi 316.
  • Las membranas de ósmosis inversa, están albergadas en el interior de unos tubos de posición vertical u horizontal, que están unidos entre si en sus extremos.

El mecanismo de lavado consiste en una operación fundamental para garantizar el correcto funcionamiento de su planta de ósmosis inversa.

El panel frontal de la planta  dispone de manómetros, rotámetros y válvulas de aguja para el control de la planta.

Para el correcto funcionamiento, control y mantenimiento de las membranas en su óptimo punto de trabajo, la planta de ósmosis inversa está equipada con los siguientes sistemas de control.

  • Presión de entrada del agua al equipo de bombeo.
  • Presión de bomba que nos indica a la presión de trabajo y nos da información del grado de ensuciamiento de las membranas.
  • Presión concentrado o rechazo, que nos informa de la presión de trabajo de las membranas de ósmosis inversa.
  • Caudalímetros ‘Rotámetros’ frontales que nos facilitan información de los caudales de recirculación, concentrado o rechazo y producto.
  • Válvulas de aguja para la regulación de los caudales de trabajo con el objetivo de garantizar el punto idóneo de trabajo para las membranas.

La planta de ósmosis inversa está equipada con los elementos de protección necesarios para garantizar el correcto funcionamiento de la misma.